Déjate llevar

A veces hay que dejarse llevar, es necesario. Hay que saltar. Bailar. Gritar todo lo fuerte que puedas. Comerte un helado de 3 bolas o un bol hasta arriba de frutas. Hay que hacer alguna pequeña locura. O alguna locura a lo grande. Es necesario. Porque las decepciones son menos decepciones. Porque nos ayuda a sonreír, a creer, a seguir. Y porque el vaso se ve un poquito más lleno. Y eso a veces nos basta para seguir llenándolo hasta arriba.

Dicen que hay que ponerle sal a la vida.  ¿Y si además le ponemos un poquito de pimienta y un mucho de limón?

kendra-kamp-285218

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s