Déjate llevar

A veces hay que dejarse llevar, es necesario. Hay que saltar. Bailar. Gritar todo lo fuerte que puedas. Comerte un helado de 3 bolas o un bol hasta arriba de frutas. Hay que hacer alguna pequeña locura. O alguna locura a lo grande. Es necesario. Porque las decepciones son menos decepciones. Porque nos ayuda a sonreír, a creer, a seguir. Y porque el vaso se ve un poquito más lleno. Y eso a veces nos basta para seguir llenándolo hasta arriba.

Dicen que hay que ponerle sal a la vida.  ¿Y si además le ponemos un poquito de pimienta y un mucho de limón?

kendra-kamp-285218

Disfruta de la aventura

Llega el momento de, ¿a estas alturas aun no sabes dónde vas de vacaciones?

Así que llegas y cómo una loca te pones a buscar un viaje.. Pero dónde?

Destino barato, destino cerca, para descansar o para ver un montón de cosas? En avión o en coche? Y si cogemos el barco? Playa o montaña? Y al final después de darle mi vueltas resulta que te decides, y allá vas a contarlo con toda la ilusión del mundo, pero resulta que todos van a tener algo que decir. Que si yo ya he estado, que si no te gustará, que si estás loca tan lejos, o que si es demasiado cerca. Y entonces oyes eso de.. Las vacaciones son para desconectar del mundo y te pones las manos a la cabeza! Te das cuenta que esto ya empieza al revés.

Así que vamos a darle la vuelta desde el principio. Cógete un mapa y piensa donde quieres ir, señálalo con el dedito y ponte manos a la obra para descubrir cómo llegar a él. Si hay más de una opción elige la que más te guste. Sin pensar demasiado.

Elige como lugar de vacaciones un sitio que te haga mucha mucha ilusión, y mientras tu estés allí, los demás que busquen razones de por qué ellos nunca irían. Déjate llevar. Siente. Hazte la maleta bien chula. Prepara todo lo necesario y disfruta de tu viaje. Porque así, sí que será más tuyo que de nadie.

 

Para viajar de verdad hay que aprender a pensar menos y a dejarte llevar por lo que sientes. Disfruta de la aventura.

 

stas-kulesh-56849

Llenamos el vaso?

De vez en cuando hay que dejarse llevar, olvidarse de listados enormes de tareas y centrarse solo en intentar ser feliz. En hacer de las pequeñas cosas momentos geniales. El qué es el que es, pero el cómo lo decide cada uno. Así que puestos a elegir, que “tus cómo” vivas cada pequeña cosa, sean bien chulos.

Al final es lo que cuenta, esas pequeñas cosas que viviste con toda la intensidad del mundo, cuando te das cuenta que un café es más que un café dependiendo de como lo vivas, que el perderse puede significar descubrir lugares nuevos, que no haber decidido aún donde irte de viaje puede ser irte a cualquier lugar y de cualquier manera, que simplemente hay que a aprender a darle la vuelta a la tortilla, a convertir la vida en la mayor de las aventuras, a hacer que cada pequeña cosa cuente, a ver el vaso medio lleno y por qué no? a llenarlo un poquito más si hace falta.

No olvides ser feliz, es lo único que tienes que hacer.

18424151_450836695277792_3814541115023378394_n

 

Sigue

Uno gasta esfuerzos en frenar a quien cree mejor que uno mismo. No se lo permitas. Tu decides quien eres y donde vas a llegar. Es hora de demostrar de la pasta que te hicieron. No hay mejor logro que seguir adelante a pesar de todos esos que solo aspiran a frenarte.

Gente

Me gusta la gente que intenta cosas nuevas, la gente que escucha, que apuesta por lo nuevo.

Me gusta la gente con ideas diferentes, aquella que no se dedica simplemente a repetir lo que otros ya dijeron, y a hacer lo que otros ya hicieron. Me gusta la gente con capacidades diferentes y con la valentía suficiente para romper las reglas. Por lo menos, cuando es necesario romperlas. Porque si nadie se sale del camino, ni para adelante ni para atrás que vamos.

A veces hay que explorar, que meterse en un charco o que lanzarse a nadar. Me gusta la gente que aunque no encaja, es como es. Los que no nacieron para entrar en los moldes, porque siempre los acaban rompiendo.

 Me gusta la gente con ese algo que no sabes muy bien que es, que hace cosas diferentes y consiguen resultados diferentes.

Me gustan esos locos, esas locas, lo suficientemente valientes que hacen cosas extraordinarias, mientras el resto les critica desde el sofá.

 

thomas-somme-220647

Despega…

A veces es necesario romper las reglas. Despegar en contra del viento y volar. A veces es necesario saber que se está haciendo todo lo posible por cambiar las cosas. Porque hay cosas que necesitan cambiar. A veces toca avanzar para no quedarse atrás.

Nadie dijo que sería fácil, pero lo que si dijeron es que merece la pena.

A pesar de que muchos no creerán en los cambios. A pesar de que a muchos no les interese cambiar. A pesar de todos, si quieres cambiar las cosas, hazlo.

Que los demás no lo hicieran, no significa que tu tengas que dejar de hacerlo, si crees en ello, adelante. Despega y a volar.

erickarim-223785.jpg

Sensaciones

Sensaciones, deberíamos vivir con sensaciones. Aprender a sentir más. A dejarnos llevar de vez en cuando. A arriesgar. Porque a veces llega el momento de hacerlo. De abandonar lo que no nos lleva a ninguna parte y de aferrarnos a lo que nos hace feliz.

De cobardes es quedarse donde no hacen por tenerte, empeñarte en lo que no funciona, seguir intentando algo cuando ya no nos llena. No nos aporta. Nos empeñamos en mantener aquello que en realidad sabemos que resta, que nos quita energía, pero de alguna manera nos da seguridad. Nos aporta confort.

De valientes es saber cuándo hay que cerrar una ventana para abrir una puerta. Cuando es mejor abandonar un camino porque no lleva a ninguna parte. De valientes es saber que una cosa es luchar,  e intentarlo todas las veces que sea necesario, y otra muy diferente es pedirlo sin parar. Porque como una vez me dijo un gran amigo, si tengo que pedirlo ya no lo quiero.

photo-1465310477141-6fb93167a273