Protagonista de tu historia

Conviértete en el protagonista de tu historia, que para algo es tuya.

Llénala de momentos, de tu gente, de todo eso que te saque una sonrisa, o una carcajada de esas políticamente incorrectas.

Llénala de intentos, de fracasos, de volver a intentar, de conseguir un montón de cosas. O ninguna, pero siempre inténtalo una vez más.

Llénala de vino bueno, de coca colas, de zumos o de agua, pero que te esté bien bueno

Llénala de pequeños detalles, de esos que marcan la diferencia, de esos que solo se te ocurren a ti.

Llénala de cosas geniales, de personas que sumen, de las que aportan, de las que quieren de verdad.

Llénala como el que llena una mochila, aprovechándola al máximo y llenándola de historias. De historias geniales.

fnfsxj_vz0g-clarisse-meyer.jpg

Anuncios

Haz las maletas de vez en cuando..

Dicen que una vez al año hay que estar en un lugar que no hayas estado antes.

Te diré que por lo menos una vez al año tienes que hacer algo nuevo, probar algún sabor exótico, romper la rutina, comprarte una maleta de colores, y unos billetes de avión a lo loco. Buscar un destino, cogerte vacaciones, ir a ese lugar que tanto has soñado, aprenderte una canción con la que bailar a tu manera, hacerte un selfie poniendo morritos, o cara seria, lo que más te guste, pero con un fondo bien chulo.

Te diré que por lo menos una vez al año, hay que hacer cosas diferentes. No se trata de subir en globo, ni de recorrer Santorini a lomos de un burro, o sí, pero sea lo que sea, que te haga mucha, mucha ilusión. Porque de vez en cuando hay que reírse a carcajadas de esas que te duelan la tripa.

Dicen que un viaje se disfruta tres veces, al prepararlo, al hacerlo y al recordarlo.

Hacemos las maletas?

thomas-somme-220647.jpg

No es el qué, es el cómo…

No es el qué, es el cómo. Ni siquiera es el dónde o el cuándo, siempre es el cómo, porque si llega tarde, más vale tarde que nunca, si no es aquí, será en otro sitio, si no es con una cosa será con otra, pero lo que cambiará todo es el cómo.

Ese cómo que hace que las cosas merezcan la pena, el que hizo que aquella tarde fuera una risa detrás de otra, el que permite que unos bocatas en la arena de la playa sean la mejor cena del mundo, ese que te recuerda que unas cervezas o unas coca colas son una forma genial de pasar la tarde, ese que hizo que aquella puesta de sol la recuerdes siempre, ese que te recuerda que el mejor envoltorio del mundo es un “Post-It” con un “me encantas”, el que hace que un café sea más que un momento, o el que hace que aquel beso sea tu beso. Porque el cómo vivas las cosas son lo que definirá cada momento, y aunque una piedra en el camino siempre será una piedra no nos vamos a engañar, hará que la saltes de una forma u otra, puede que hasta sea divertido o por lo menos, haga que saltarla merezca el esfuerzo.

Ese cómo, ese que no sabe de razones ni de motivos, el que hace que las cosas no entiendan de fechas, de precios, de lugares, de tiempos, o de esfuerzos porque simplemente hace que las cosas merezcan la pena. Sin más.

impqq

No vivas la vida de los demás…

“Tras un tiempo, aprendes a ignorar lo que los demás te dicen y confiar en ti mismo”, decía Shrek, y sabes qué? Es la forma de conseguir hacer algo que a ti te merezca la pena, sino solo conseguirás vivir la vida de los demás, pero te estarás olvidando de la tuya.

foto7